Dolor de espalda: causas y consejos de prevención

Cualquiera que haya sufrido alguna vez un dolor de espalda crónico entiende que la experiencia puede ser insoportable. Por desgracia, el dolor de espalda crónico es una condición muy común en este país y al menos 100 millones de adultos adultos mayores de Medellín sufren de dolor de espalda sobre una base diaria.

Afortunadamente, al comprender las causas más comunes del dolor de espalda, las personas que sufren este incómodo y persistente problema pueden aprender a prevenirlo en el futuro.

¿Qué causa el dolor de espalda?

El dolor de espalda es el resultado de una variedad de cosas, las más comunes son los problemas esqueléticos y la tensión muscular o de ligamentos. En muchos casos, el dolor de espalda aparece lentamente, como resultado de un problema subyacente. Sin embargo, en ocasiones el dolor de espalda aparece de forma repentina como consecuencia de una lesión traumática o un problema discal agudo. Por lo general, el dolor de espalda se origina por una de las siguientes causas:

Deformaciones del esqueleto:

Las deformaciones esqueléticas comunes, como la escoliosis o los defectos de nacimiento, pueden causar fácilmente dolor de espalda. Afortunadamente, estas condiciones son raras y, cuando se detecta a tiempo, a menudo puede ser rectificado con la atención quiropráctica o terapia física.

Tensión muscular:

La distensión muscular es una de las principales causas de dolor de espalda y suele producirse cuando las personas se mueven de forma poco natural o levantan objetos pesados. Las personas que tienen una mala condición física son más propensas a sufrir una distensión muscular y, al levantar objetos pesados, también pueden sufrir espasmos musculares.

Osteoporosis:

La osteoporosis es una enfermedad que hace que los huesos de todo el cuerpo se vuelvan débiles y frágiles. Cuando la osteoporosis afecta a la columna vertebral, puede dar lugar a la formación de fracturas por compresión y fisuras. Por ello, las personas que padecen osteoporosis suelen sufrir dolores de espalda que van de moderados a debilitantes.

Rotura de discos:

Los discos vertebrales cumplen la importante función de amortiguar las vértebras de la columna vertebral. Los discos vertebrales están construidos como pequeñas almohadas y rellenos de un material blando conocido como gel de mucoproteína. Sin embargo, si se somete a una presión extrema, el disco puede romperse o abultarse hacia un lado u otro, lo que provoca una tensión indebida en los nervios de la columna vertebral y un considerable dolor de espalda. En raras ocasiones, sin embargo, los pacientes pueden tener discos abultados o rotos y no tener ningún dolor de espalda.

Artritis:

En las personas mayores, el dolor de espalda suele estar causado por la artritis. La artrosis es muy común en la parte baja de la espalda y, en casos graves, puede hacer que toda la columna vertebral se estreche alrededor de la médula en una condición llamada estenosis espinal. Los pacientes que padecen estenosis espinal sufren mucho dolor pero, afortunadamente, a menudo pueden encontrar alivio mediante la cirugía.

¿Quiénes corren el riesgo de sufrir dolor de espalda?

El dolor de espalda afecta a personas de todas las edades y de todos los grupos demográficos. Sin embargo, hay algunos factores de riesgo específicos que hacen que ciertas poblaciones tengan más probabilidades de sufrir dolor de espalda crónico.

Personas mayores:

La edad es un factor de riesgo directo para el dolor de espalda y las personas de más de 40 años tienen un mayor riesgo de padecerlo debido al deterioro de la estructura de la columna vertebral y al aumento de la rigidez de las articulaciones.

Individuos fuera de forma:

La mala condición física contribuye directamente a aumentar el riesgo de padecer dolor de espalda. Cuando las personas son obesas o carecen de fuerza muscular, la columna vertebral se ve obligada a absorber más tensión, lo que suele provocar dolor de espalda. Además, los músculos abdominales desempeñan un papel importante en la prevención del dolor de espalda y, cuando una persona tiene una condición física muy pobre, los músculos abdominales no pueden rendir lo suficiente para mantener la columna vertebral en la posición ideal.

Personas embarazadas:

En los últimos meses del embarazo, el peso del bebé y de todos los tejidos y fluidos que lo acompañan se centra en la parte baja de la columna vertebral. Para soportar el peso, la columna vertebral se desplaza hacia delante, lo que a menudo provoca un considerable dolor de espalda. El dolor se agrava cuando la mujer se ve obligada a estar de pie, sentada o tumbada durante mucho tiempo. Afortunadamente, el dolor de espalda inducido por el embarazo es temporal y a menudo puede mitigarse con cuidados quiroprácticos y masajes.

Personas que levantan objetos pesados:

Las personas que levantan cargas pesadas, como los mozos de mudanzas y los trabajadores de la construcción, corren un riesgo increíble de padecer dolor de espalda si no mantienen una forma de levantamiento adecuada. Dado que el levantamiento de objetos pesados supone un esfuerzo considerable para la espalda, estas personas tienen un riesgo muy elevado de resbalar o romperse los discos o lesionarse los músculos o ligamentos.

Individuos que fuman:

El tabaquismo dificulta la nutrición adecuada de los huesos y, por tanto, a menudo puede provocar un dolor de espalda grave y crónico. En la mayoría de los casos, dejar de fumar y adoptar una dieta y un estilo de vida saludables es suficiente para remediar el dolor de espalda inducido por el tabaco.

Enfermedades:

Aunque son poco frecuentes, algunos tipos de cáncer o tumores pueden causar dolor de espalda al presionar directamente sobre la columna vertebral o sus nervios y músculos asociados.

Cómo prevenir el dolor de espalda

A pesar de que el dolor de espalda es tan común, hay muchas maneras de prevenirlo. La mayoría de las personas que sufren de dolor de espalda se beneficiarán simplemente adoptando un estilo de vida más saludable, lo que significa incluir más fibra dietética, verduras, frutas y agua en la dieta. Las personas que fuman deberían dejar de hacerlo lo antes posible, y las personas en baja forma física encontrarán alivio al dolor de espalda si comienzan un régimen de ejercicios diseñado para fortalecer los músculos y mejorar la condición general.

Además, todas las personas que sufran incluso un dolor de espalda ocasional se beneficiarán de practicar una buena postura. Sin que la mayoría de la gente lo sepa, la mala postura es una de las principales causas de la tensión y la debilidad muscular que a menudo provoca el dolor de espalda. Por ello, las personas que levantan objetos pesados con frecuencia deberían invertir en un corsé para la espalda diseñado para apoyar la postura correcta de la columna vertebral y los músculos asociados durante el levantamiento de objetos pesados. Además de llevar el corsé, estas personas deben evitar doblarse por la cintura y, en su lugar, levantar por las rodillas.

Por último, las personas que sufren de dolor de espalda crónico pueden encontrar una poderosa prevención en la forma de una práctica de estiramiento como el Yoga o el Tai Chi. Estas prácticas están diseñadas para acondicionar suavemente los músculos y pueden ser muy beneficiosas para mantener la columna vertebral alineada y prevenir la aparición de futuros dolores de espalda.

Las personas mayores que padecen dolor de espalda causado por la artritis o la osteoporosis pueden beneficiarse de acudir a un médico con regularidad. Dependiendo del tipo de dolor de espalda, estas personas pueden beneficiarse de la fisioterapia, el trabajo quiropráctico o una práctica ligera de yoga. Además, una mejor nutrición, una amplia ingesta de agua, un estilo de vida saludable y mucha actividad física de bajo impacto son ideales para mantener la columna vertebral en buena forma a cualquier edad.

Aunque el dolor de espalda es una afección común e incómoda, puede tratarse y prevenirse de diversas maneras, lo que significa que los pacientes pueden llevar una vida más feliz y saludable con menos dolor de espalda.

Medellín geriátrico te ayudará a encontrar el hogar geriátrico en Medellín  especial para tu ser querido. Tengo un asesor para vos por whatsApp: 3043402019 (clic Aquí) Estamos ubicados en Medellín Colombia

Tags:

6 Responses

    • Bailar salsa puede ser divertido, pero el dolor de espalda requiere atención profesional. No subestimemos las necesidades de nuestro cuerpo. Consulta a un especialista antes de confiar en remedios improvisados. Tu salud es lo más importante.

    • ¡Totalmente de acuerdo! Una buena postura es fundamental para la salud. ¡Prevenir es clave para evitar dolores y problemas a largo plazo! ¡Gracias por recordarnos lo importante que es cuidar nuestra postura! 💪🏼👏🏼

    • ¡Bailar salsa puede ser divertido, pero dudo que sea la clave para prevenir el dolor de espalda! Más bien, la postura adecuada, el fortalecimiento muscular y la ergonomía son fundamentales. ¡Aunque nunca está de más disfrutar de un buen baile para el alma! 💃🏻🕺🏻

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Necesita ayuda geriátrica?
Abrir chat
Buscas Larga Estancia Geriátrica?
👋
Gracias por comunicarte con el Centro Geriátrico Sonríe a la Vida. Soy Laura tu asesora...

Cuéntame cómo te puedo ayudar? Para quién buscas el servicio? buscas larga estancia?