Cómo diferenciar el olvido de la demencia

A medida que envejecemos, no es raro que experimentemos los llamados «momentos de la tercera edad», es decir, momentos de olvido temporal o despiste. En algunos casos, se trata de un efecto secundario normal del envejecimiento en Medellín y, en otros, es un síntoma del comienzo de la demencia. Sin embargo, muchas personas no saben exactamente cómo diferenciarlas.

En algunos casos, la demencia puede empezar a aparecer a partir de los 40 o 50 años y en otros casos aparece mucho más tarde. A menudo, las personas se preguntan si olvidar dónde han puesto las llaves del coche o si ya han devuelto esa llamada importante es un síntoma del que deberían preocuparse. Aunque algunos síntomas pueden ser peligrosos, algunos casos de olvido son simplemente el resultado de una vida ajetreada y demasiado poco «tiempo para mí».

Entonces, ¿cómo diferenciar los primeros signos de demencia de los olvidos normales inducidos por la edad?

Siga leyendo para saber más.

Señales de que es sólo un olvido

Si las siguientes cosas se aplican a usted o a un ser querido, es probable que el comportamiento disperso sea el resultado del envejecimiento en Medellín normal:

  1. Recuerdas lo que has olvidado más tarde. Si has olvidado dónde has puesto las llaves o estabas intentando recordar el nombre de la calle en la que vive tu hija pero no has podido, no te preocupes. Mientras recuerdes la información más tarde (ya sea 5 minutos o dos horas más tarde) probablemente estés bien. La capacidad de recordar información con el tiempo diferencia el olvido inducido por la edad de la demencia, que hace que las personas no puedan recordar en absoluto la información extraviada.
  2. Se puede recordar la información olvidada. ¿Has perdido alguna vez el hilo de tus pensamientos durante una conversación para que un amigo te recuerde lo que estabas diciendo? Este es un ejemplo de olvido «normal» o inducido por la edad. Todas las personas se vuelven olvidadizas en algún momento, pero cuando unos simples recordatorios de amigos o familiares te ayudan a retomar lo que habías dejado, es probable que simplemente estés experimentando un olvido normal.
  3. Las herramientas te ayudan a recordar. Si te olvidas de tomar tu medicación a menos que pongas un recordatorio en el móvil o te escribas una nota, es probable que el olvido no sea nada preocupante. Las personas que utilizan notas adhesivas o recordatorios electrónicos para desencadenar ciertos comportamientos probablemente estén experimentando un olvido «normal». Por otro lado, las personas que no recuerdan para qué sirven sus recordatorios pueden estar mostrando síntomas de demencia.
  4. Olvidar cosas ocasionalmente. ¿Acabas de conocer a alguien nuevo y te cuesta recordar su nombre? Después de recordarlo una o dos veces, la información debería ser más fácil de recuperar. Si no es así, el olvido puede ser un síntoma de demencia. Cuando las personas olvidan repetidamente la misma cosa a pesar de que se les recuerda una y otra vez, es probable que estén sufriendo las primeras etapas de la demencia.
  5. El olvido se asocia a estar ocupado. Si te olvidaste de devolver una llamada telefónica o de ir a una reunión porque tenías un día muy ocupado, probablemente se trate de un olvido normal. Cuando estamos excesivamente ocupados, sólo tenemos espacio para cierta información en nuestra mente y, naturalmente, algunas cosas se quedan fuera. Si normalmente estás al tanto de todo pero tiendes a olvidarte cuando tienes demasiadas cosas en el aire, no temas. Probablemente se trate de un olvido normal. Sobre todo si te acuerdas de lo que tenías que hacer después.
  6. Ser capaz de ejecutar el autocuidado. Si has tenido un día de locos y te has olvidado de cinco cosas, pero todavía puedes darte un buen baño o alimentarte bien al final del día, probablemente estés experimentando un olvido normal. En cambio, una higiene muy deficiente o el olvido de las comidas es un signo de demencia y una señal de advertencia del Alzheimer.

Signos de demencia

Los olvidos relacionados con la demencia son muy diferentes de los olvidos «normales» y pueden caracterizarse por los siguientes síntomas:

  1. Dificultad para realizar tareas sencillas. Si a usted o a un ser querido les cuesta acordarse de pagar las facturas, recoger a su cónyuge o a sus hijos o llevar a cabo los procedimientos normales de higiene, como lavarse los dientes o bañarse, es probable que este olvido sea un signo de demencia. Lo mismo ocurre con las personas que pierden peso por olvidarse de comer o con las que ganan peso porque hacen muchas comidas y se olvidan de las anteriores.
  2. Incapacidad de recordar episodios anteriores de pérdida de memoria. Olvidar el nombre de la calle en la que vives y luego recordar que lo has olvidado es una cosa. Sin embargo, olvidar incidentes anteriores en los que la pérdida de memoria ha sido un problema es una situación totalmente diferente. Si nota que un amigo o un ser querido tiene dificultades para recordar momentos en los que la pérdida de memoria ha sido un problema, es probable que sea un signo de demencia.
  3. Dificultad en entornos familiares. Aunque es normal perderse en lugares nuevos, no es normal perderse de camino a casa. Si nota que un amigo o un ser querido se olvida de cómo llegar a casa o a la tienda, o no puede recordar qué habitación es el dormitorio o qué coche le pertenece, son signos de demencia.
  4. Olvido frecuente de palabras. Aunque es normal luchar por encontrar la palabra correcta, no es normal olvidar las palabras por completo. Si notas que un amigo o un ser querido no puede recordar palabras sencillas, que las arrastra o que olvida información importante, como el nombre o el cumpleaños de un ser querido, es hora de buscar ayuda. Lo mismo ocurre si un ser querido confunde la información, repite las mismas palabras o frases varias veces en una conversación o cuenta la misma historia una y otra vez.
  5. Falta de juicio. Si la falta de memoria ha alcanzado un nivel en el que el individuo está haciendo juicios olvidadizos que ponen en riesgo la Salud en Medellín o la seguridad, como salir en invierno sin chaqueta o dejar la estufa o el gas encendidos en casa, hay una alta posibilidad de que se trate de síntomas similares a los de la demencia.
  6. Dificultad para tomar decisiones. Si una persona a la que quieres tiene dificultades para tomar decisiones sencillas, como qué comer o a dónde ir, o si se frustra por cuestiones sencillas, es probable que se trate de un olvido relacionado con la demencia. Además, si una persona a la que quieres parece haber «olvidado» cómo actuar en situaciones sociales o actúa de forma peligrosa o inapropiada, es probable que se trate de signos de demencia.

Qué hacer cuando aparecen signos de demencia

Si has notado que un ser querido parece mostrar signos de demencia, es importante que solicites la ayuda de un médico. Cuando la pérdida de memoria se vuelve frecuente o grave, puede poner a la persona en grave riesgo de sufrir lesiones o morir.

Un médico evaluará el historial de memoria del paciente y cualquier factor de riesgo presente, como los antecedentes familiares de demencia y los medicamentos. Una vez realizado el diagnóstico, el médico tratará a la persona por los síntomas de pérdida de memoria y podrá recomendar algunas medidas de cuidado que ayuden a aliviar los síntomas de la pérdida de memoria y a hacer la vida más segura y agradable. Además, el diagnóstico precoz es importante para adelantarse a los síntomas de la pérdida de memoria y garantizar que se reciban los cuidados adecuados.

Aunque la pérdida de memoria es una perspectiva aterradora, hay muchas formas de determinar la diferencia entre los olvidos normales y los peligrosos síntomas del Alzheimer. Si nota alguno de los síntomas de demencia en usted mismo o en un ser querido, busque atención médica inmediatamente para obtener un resultado positivo.

Medellín geriátrico te apoya a hallar el hogar geriátrico en Medellín adecuado para tu familiar. Tengo un asesor para vos por whatsApp: 3043402019 (clic Aquí) Estamos ubicados en Medellín Colombia

Tags:

6 Responses

    • No lo creo. El olvido es parte de la vida, la demencia es una enfermedad. No confundamos lo natural con lo patológico. Aceptar la realidad nos hace más fuertes.

    • ¡Interesante teoría! Sin embargo, el olvido y la demencia son condiciones complejas que van más allá del estrés o la distracción. Es importante hablar con profesionales de la salud para comprender mejor estos temas. ¡Gracias por compartir tu punto de vista! 🧠🔍

    • ¡Claro que sí! El olvido es parte natural de la vida, no siempre es demencia. Hay que aprender a aceptarlo y seguir adelante. No todo recuerdo es vital, a veces es liberador dejar ir. ¡Vive el presente y deja que el pasado se quede donde pertenece! 🌿

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Necesita ayuda geriátrica?
Atención geriátrica para tu ser querido?
👋 ¿Buscas un hogar geriátrico en Medellín que brinde atención de calidad y calidez a tu ser querido?
Ofrecemos planes y promociones imperdibles

¿Cómo puedo ayudarte a encontrar la solución perfecta para tu ser querido?