15 hábitos de la gente siempre positiva y feliz

¿Alguna vez has mirado a tu alrededor y te has preguntado por qué algunas personas son tan felices mientras que otras parecen decaídas, deprimidas o tristes? Es fácil envidiar a las personas muy felices o llegar a pensar que, de alguna manera, esa persona es mejor que tú. Afortunadamente, esto nunca es así.

En cambio, las personas felices simplemente practican una serie de hábitos y trucos que les permiten vivir con una sonrisa perpetua en la cara. La felicidad, al igual que la tristeza, es un comportamiento aprendido y las personas felices suelen hacer estas cosas:

1. Practican la gratitud

Se ha demostrado científicamente que ser agradecido te hace una persona más feliz. Cuando una persona practica la gratitud haciendo algo como llevar un diario de gratitud o simplemente centrándose en las partes buenas en lugar de las negativas de su vida, generalmente es más feliz, menos ansiosa y más optimista.

Según un estudio de la Universidad de California, las personas que escribían sobre las cosas que agradecían cada día tenían menos visitas al médico y un mayor nivel de actividad física que sus homólogos. Esto demuestra que algo tan sencillo como dar las gracias por las pequeñas cosas puede tener un efecto notable en la Salud en Medellín.

Para llevar esto a tu vida, intenta llevar un diario de gratitud. Hazte con un pequeño cuaderno y guárdalo en un lugar que esté siempre a mano y a la vista. Cuando te despiertes, tómate un segundo para anotar 2 ó 3 cosas por las que estás agradecido. Cuando te vayas a dormir esa noche, haz lo mismo. Esto te ayuda a cambiar tu mente a un marco de agradecimiento y crea una actitud más positiva con el tiempo.

2. Alimentan su cuerpo

Las dietas deficientes pueden llevar a deficiencias nutricionales, que pueden conducir rápidamente a condiciones como la depresión, el aumento de peso, la ansiedad y la diabetes. Uno de los rasgos más notables de las personas felices es que se toman el tiempo necesario cada día para comer sano y equilibrado. Es difícil sentirse feliz y optimista si tu cuerpo se siente mal o si estás luchando con trastornos del estado de ánimo causados por la nutrición.

Afortunadamente, es fácil evitar estas cosas centrándose en alimentarse bien cada día. Intenta obtener raciones adecuadas de cereales integrales, frutas, verduras, fibra y proteínas en cada comida. Aunque este consejo puede parecer sencillo, es muy útil para que te sientas mejor a diario.

3. Devuelven el favor

Se ha demostrado que el voluntariado por una causa en la que crees hace de todo, desde aumentar la confianza en uno mismo y proporcionar un sentido de propósito hasta combatir la depresión y ayudarte a mantenerte física y mentalmente sano. Por regla general, las personas felices y positivas se comprometen con un programa de voluntariado regular. Tanto si se trata de una iglesia, una organización comunitaria o un grupo independiente, el voluntariado puede tener enormes efectos en tu felicidad y bienestar generales.

Así que ofrécete a servir sopa en el café de la comunidad, a entregar comida a un refugio para mujeres, a leer a los niños en la biblioteca o a recoger la basura en tu comunidad. Además de hacer de la comunidad en la que vives un lugar mejor y más fuerte, el voluntariado también te ayuda a crear vínculos sociales, a ver lo bueno de la gente y a centrarte en las cosas que te hacen feliz.

4. Hacen ejercicio

El ejercicio es el santo grial de la felicidad y la Salud en Medellín. Combinado con una buena dieta, el ejercicio tiene el potencial de evitar enfermedades degenerativas como el Alzheimer, además de combatir la obesidad, la depresión y el aislamiento social. Por ello, las personas felices tienden a hacer ejercicio por costumbre. Tanto si le gusta caminar, montar en bicicleta, nadar o hacer yoga, comprometerse a hacer ejercicio con regularidad puede ayudarle a ser una persona más feliz y saludable.

5. La gente feliz comete actos de bondad al azar

Imagina que estás en la cola del supermercado y la persona que está delante de ti le compra la comida a otra persona. ¿No te haría sentir bien? Las personas felices suelen tener una cosa en común: disfrutan haciendo el bien y se esfuerzan por convertirlo en parte de su rutina diaria.

Tanto si eliges recoger una lata de refresco abandonada en la calle como si sorprendes a un amigo necesitado con un ramo de flores, los pequeños y sencillos actos de bondad pueden ayudarte a sentirte más positivo y a desarrollar una perspectiva más feliz de la vida.

6. No se detienen en el pasado

Aunque todo el mundo tiene un pasado, no todo el mundo vive en su pasado. Las personas felices muestran una cosa muy diferente a sus homólogos infelices. A diferencia de las personas infelices, las personas felices rara vez se detienen en su pasado y, en cambio, se contentan con vivir el aquí y el ahora. Esto minimiza los remordimientos y los rencores y crea un espacio para que las personas felices se den cuenta de todas las cosas buenas que ocurren a su alrededor a diario.

7. Tienen objetivos

Según un estudio publicado en el Journal of Consumer Research, tener objetivos claramente definidos es uno de los factores más importantes para crear una vida feliz y saludable. Cuando se establece un objetivo y se ve que se avanza hacia él, se da un impulso instantáneo de autoconfianza, felicidad y logro, al tiempo que se suprimen las emociones negativas.

Para que la fijación de objetivos esté más presente en tu vida, intenta establecer pequeños objetivos semanales y luego trabaja para conseguirlos. Por ejemplo, puedes proponerte leer 50 páginas de tu nuevo libro esta semana o asistir a una clase de pintura que siempre te ha interesado. Aunque estas cosas sean sencillas, son importantes para desarrollar una mentalidad feliz y saludable.

8. Tienen un círculo social

No hay que subestimar las amistades cuando se trata de nuestra felicidad. Los amigos nos levantan, nos apoyan cuando estamos deprimidos y nos ofrecen risas, buenos momentos y un apretón de manos a lo largo de la vida. De hecho, tener grandes amigos es tan importante que duplicar el número de amigos que se tiene supone un aumento de la felicidad similar al aumento de los ingresos en un 50%. Cultivar tus relaciones sociales se traduce en conexiones más felices y saludables y en una vida más plena.

9. Hacen lo que les gusta

Piensa en los artistas por un momento: aunque generalmente no ganan mucho dinero, la mayoría de ellos se describen a sí mismos como muy felices. ¿Por qué? Lo más probable es que sea porque tienen la oportunidad de hacer lo que les gusta cada día. Para que esto prevalezca en tu vida, procura sacar tiempo a diario para seguir tus pasiones. Tanto si te gusta pintar, leer, tocar música o dar largos paseos por el bosque, tienes que sacar tiempo cada día para hacer estas cosas con el fin de salvaguardar tu felicidad.

10. Saben que el dinero no lo es todo

Numerosos estudios han demostrado que, una vez satisfechas las necesidades básicas de una persona en cuanto a comida, ropa, atención médica y vivienda, ganar más dinero no tiene un efecto marcado en la felicidad. De hecho, las investigaciones han demostrado que perseguir más dinero y más posesiones a menudo hace que la gente sea menos feliz. Dicho esto, céntrate en estar agradecido por lo que tienes ahora y en aumentar la calidad de vida que llevas a diario. Hacer esto, en lugar de desear tener siempre más, es una gran manera de poner en marcha tu felicidad.

11. Dicen «lo siento»

Guardar rencor no es bueno para nadie y, cuando examinas de cerca a las personas felices, pronto descubrirás que todas ellas están dispuestas a dejar de lado sus sentimientos negativos, asumir sus errores y seguir adelante. Para ser más feliz en el día a día, céntrate en pedir disculpas cuando lo necesites, en perdonar a los demás y en dejar atrás los conflictos.

12. Prueban cosas nuevas

La vida es impermanente y las personas felices son capaces de adaptarse a esa verdad. Esto a menudo significa probar cosas nuevas, conocer nuevos amigos, ir a nuevos lugares y no tener miedo de salirse de lo establecido. Este enfoque, aunque sencillo, puede contribuir en gran medida a convertirte en un ser humano más feliz y saludable.

13. Saben lo que quieren

Las personas felices saben lo que quieren y no tienen miedo de hacer lo necesario para conseguirlo. Ya sea una nueva habilidad, una conexión más profunda o una tradición divertida, las personas felices son capaces de crear cosas para sí mismas, por sí mismas.

14. Cuentan lo bueno, incluso en las malas situaciones

En toda vida tiene que caer un poco de lluvia y, cuando lo hace, la gente feliz entiende que el sufrimiento no es permanente ni es el fin de todo lo bueno. Por el contrario, la gente feliz sabe que, aunque la vida sea dura a veces, las cosas siempre cambian y que, incluso cuando el cielo parece gris, hay un resquicio de esperanza en alguna parte.

15. Sus vidas tienen sentido

Es imposible ser feliz sin un sentimiento de sentido en tu vida. Tanto si la iglesia, la familia o el trabajo voluntario te dan sentido, es importante identificar las cosas que te dan un sentido de propósito y aferrarte a ellas con fuerza. Hacer esto puede ayudarte a sentirte más fuerte, más feliz y más resistente en cada etapa de la vida.

Conclusión

Ahí lo tienes: las personas felices no son mejores; simplemente practican una serie de cosas específicas que les permiten ver el mundo de forma diferente. Al incorporar estas cosas a tu vida, tú también puedes producir felicidad y una sensación de bienestar general.

Medellín geriátrico te apoya a encontrar el hogar en Medellín geriátrico especial para tu familiar. Tengo un asesor para vos por whatsApp: 3043402019 (clic Aquí) Estamos ubicados en Medellín Colombia

Tags:

10 Responses

    • Puede ser confuso, pero positivo no siempre equivale a feliz. Ser positivo implica tener una actitud optimista y constructiva ante la vida, incluso en momentos difíciles. A veces, ser positivo implica aceptar y aprender de las situaciones adversas. ¡La positividad es más profunda que la felicidad superficial! 😉

    • ¡Los momentos espontáneos pueden ser geniales, pero la felicidad sostenida proviene de hábitos saludables y una mentalidad positiva. ¡No esperes a la suerte para ser feliz, constrúyela tú mismo día a día! 🌞💪🏼 #FelizYOrganizado

    • ¡Estoy de acuerdo contigo! Ser positivo no siempre es sinónimo de felicidad. A veces es solo una fachada. La autenticidad y la aceptación de nuestras emociones son clave. ¡Gracias por plantear este punto de vista!

    • ¡Claro que sí! Aceptar nuestras emociones es crucial para la salud mental. Ser positivo todo el tiempo puede ser poco realista y hasta contraproducente. Hay que permitirse sentir y procesar todas las emociones, tanto las positivas como las negativas. ¡Totalmente de acuerdo contigo!

    • La positividad constante puede ser una herramienta valiosa, pero no es realista ni saludable ignorar las emociones negativas. Ser auténtico y permitirse sentir todas las emociones, tanto positivas como negativas, es el camino hacia la verdadera salud mental. ¡Equilibrio es la clave! 🌟

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?