Reducir el estrés y mejorar la calidad y la longevidad de la vida.

Todo el mundo está familiarizado con el estrés, pero no todo el mundo es consciente de lo peligroso que es para la salud. De hecho, las principales causas de muerte en todo el mundo: las enfermedades cardíacas, el cáncer, los problemas pulmonares, la cirrosis hepática, los accidentes y el suicidio están relacionados con el estrés.

Además, entre el 75% y el 90% de las visitas al médico se deben a afecciones y quejas relacionadas con el estrés. Incluso la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) ha afirmado que el estrés es una de las amenazas en el lugar de trabajo.

¿Qué es el estrés?

El estrés es la respuesta normal del cuerpo a situaciones que hacen que una persona se sienta molesta o amenazada. Es la forma que tiene el cuerpo de protegerse.

Durante los periodos de estrés, el cuerpo comienza a bombear adrenalina, el ritmo cardíaco aumenta, los vasos sanguíneos se dilatan, la respiración y la producción de sudor aumentan, el metabolismo se ralentiza y los músculos se tensan. Estas reacciones forman parte de lo que se llama la «respuesta de lucha o huida» del cuerpo.

El estrés no siempre produce efectos negativos. Para algunos, podría conducir a un mejor rendimiento porque la presión puede ayudar a mantenerse alerta, con energía y concentrado en las tareas que se realizan. Sin embargo, la exposición a un estrés constante podría hacer mella en tu salud y puede afectar negativamente a las distintas áreas de tu vida.

¿Cuáles son los signos del estrés?

No es difícil determinar si estás estresado o no. Casi todo el mundo conoce los efectos de los factores estresantes, el catalizador que provoca el estrés. Sin embargo, puede que aún te sorprenda la magnitud de los efectos del estrés en tu cuerpo. Si no tienes cuidado, podría ser demasiado tarde para deshacer el daño que ha causado.

Estos son algunos de los síntomas específicos de alguien que sufre de estrés:

Signos psicológicos

  • Mala memoria
  • Falta de concentración
  • Confusión
  • Pesimismo
  • Ansiedad
  • Inquietud
  • Deterioro del juicio
  • Preocupación constante
  • Incapacidad para resolver problemas

Signos físicos

  • Dolores en el pecho
  • Mareos y náuseas
  • Estreñimiento o diarrea
  • Resfriados persistentes
  • Trastornos menstruales
  • Disfunción eréctil
  • Infertilidad
  • Psoriasis
  • Eczema
  • Pérdida de cabello
  • Úlceras bucales
  • Malestar estomacal
  • Dolores en general

Signos emocionales

  • Agitación
  • Irritabilidad
  • Mal humor
  • Depresión
  • Sentimiento de impotencia
  • Indiferencia

Signos de comportamiento

  • Trastornos de la alimentación
  • Trastornos del sueño
  • Actitud antisocial
  • Uso o abuso de cigarrillos, alcohol o drogas para calmarse
  • Hábitos nerviosos
  • Desconocimiento de las obligaciones o responsabilidades propias

Aparte de los efectos mencionados anteriormente, estudios recientes han demostrado que el estrés encoge el cerebro, hace que los niños envejezcan prematuramente, desencadena el desarrollo de la depresión y podría afectar a los genes de tus futuros hijos.

Además, varias investigaciones también han demostrado que el estrés emocional inesperado puede provocar arritmias, ataques cardíacos e incluso la muerte. Por ello, las personas con riesgo de padecer enfermedades cardíacas deberían intentar reducir el estrés lo antes posible.

¿Qué puede hacer para reducir el estrés?

El estrés afecta a las personas en distintos grados, ya que algunas manejan el estrés mejor que otras. En cualquier caso, es importante recordar que reducir el estrés no sólo afectará a tu bienestar en el presente, sino que también beneficiará a tu salud a largo plazo. también revisar sintomas de estrés se hizo en diferentes hogares geriátricos en Medellín.

Aquí tienes algunos ejemplos de lo que puedes hacer hoy, que harán que tu yo mayor te lo agradezca después:

Determina los factores que causan el estrés

El primer paso para reducir el estrés es determinar la causa exacta del estrés en tu vida. Lleva un diario en el que anotes tus emociones y pensamientos cada vez que te sientas estresado. Al cabo de unos días, deberías ser capaz de identificar algunos de los principales factores de estrés y te harás una idea de lo que tienes que hacer para afrontarlos.

Establece conexiones positivas con las personas que te rodean

Una de las mejores maneras de lidiar con el estrés de forma eficaz es contar con familiares y amigos que puedan proporcionarte una sólida red de apoyo. Dado que la soledad y el aislamiento de los demás son síntomas de estrés, es aún más importante establecer relaciones positivas con las personas más cercanas.

Aprende a condicionar tu actitud y mentalidad

Es posible entrenar tu mente para que tenga más pensamientos positivos que negativos, lo cual es crucial para que te vuelvas más resistente a los efectos del estrés. Las personas que sufren los efectos negativos del estrés piensan que son víctimas de las circunstancias y que no tienen ningún control. Si bien es cierto que no podemos hacer nada con respecto a muchas de las situaciones en las que nos encontramos, tenemos control sobre cómo permitimos que las situaciones nos afecten. Tener sentido del humor, la capacidad de aceptar los retos y la voluntad de aceptar el cambio son factores que contribuyen en gran medida a afrontar el estrés con éxito.

Aprender técnicas de relajación, como la meditación, la respiración profunda y el yoga, también le ayudará a controlar mejor su actitud y su mentalidad. Esto lleva a reducir el estrés y a mejorar la salud.

Sepa que la preparación es la clave

Merece la pena saber todo lo que puedas sobre una situación estresante a la que te vas a enfrentar porque esto te permite prepararte. Cuando estás preparado, estás mejor equipado y eres capaz de hacer frente a los retos o dificultades que conlleva la situación. Esto, a su vez, reduce la posibilidad de estrés.

Reconocer la sabiduría de alejarse

Siempre habrá situaciones que no puedan ser resueltas de forma fácil e inmediata. En esos casos, es probable que sientas la tentación de ceder a la ira y la frustración, pero antes de que eso ocurra, aléjate aunque sea por unos minutos. Si no puedes alejarte físicamente de una situación estresante, retrasa tu reacción respirando profundamente, bebiendo un sorbo de agua o contando hasta diez. Estas acciones te darán la oportunidad de organizar tus pensamientos y te permitirán reaccionar de forma más positiva.

Escuchar música

Tómate un descanso de una situación estresante escuchando música relajante. Hacerlo puede afectar positivamente al cerebro y al cuerpo haciendo que te calmes, bajando la presión arterial y reduciendo el cortisol. La mayoría de la gente suele encontrar calmante la música clásica, pero también puedes escuchar sonidos de la naturaleza si es lo tuyo.

Ríete

El dicho «la risa es la mejor medicina» es especialmente cierto cuando se trata de combatir el estrés, ya que cuando te ríes, los niveles de las hormonas que agravan el estrés (cortisol, epinefrina y adrenalina) disminuyen y se liberan hormonas que te hacen sentir bien, como la dopamina.

Duerme lo suficiente

Muchos trastornos emocionales se han relacionado con la interrupción del sueño. Si te sientes enfadado, triste, agotado y, en general, estresado sin razón aparente, es posible que no estés durmiendo lo suficiente. Hay que reconocer que el estrés podría ser lo que le está dificultando el sueño, pero si no hace algo al respecto, este círculo vicioso continuará. La Fundación Nacional del Sueño ofrece algunos consejos sobre cómo desarrollar hábitos de sueño saludables. Pruebe algunos de los consejos para ver cuál le funciona mejor.

Incorpora a tu dieta superalimentos antiestrés

Cuando estás estresado, eres más propenso a comer alimentos que son malos para tu salud, como los que tienen un alto contenido en grasa y azúcar. Aunque tu primer instinto sea recurrir a estos alimentos reconfortantes en situaciones de estrés, recurrir a alternativas más saludables no sólo puede ayudarte a aliviar la tensión, sino que también beneficiará a tu salud en general.

La próxima vez que te sientas estresado, prueba a consumir lo siguiente:

  • Uvas, bayas, frutos secos y té verde

Estos contienen antioxidantes que ayudan a aumentar la capacidad del cuerpo para responder al estrés. También combaten los radicales libres provocados por el estrés.

  • Espinacas, berza, mostaza y lechuga romana

Estos son algunos ejemplos de verduras de hoja verde que contienen folato, que regula la producción de dopamina, una sustancia química que induce al placer y ayuda a mantener la calma.

  • Avena, pasta y panes integrales, maíz y guisantes

Estos son ejemplos de carbohidratos complejos, que ayudan al cerebro a crear serotonina sin aumentar el ya elevado nivel de azúcar en sangre causado por el estrés.

  • Salmón contiene ácidos grasos omega-3 que tienen propiedades antiinflamatorias, lo que puede ayudar a contrarrestar los efectos adversos de la adrenalina y el cortisol.
  • Leche enriquecida, cereales enriquecidos y yemas de huevo

Estos contienen vitamina D, que se cree que aumenta la felicidad. En los estudios, las personas con altos niveles de vitamina D en su sistema mostraron un menor riesgo de trastornos de pánico.

  • Yogur, frutos secos, pescado y verduras de hoja verde

Son grandes fuentes de magnesio, que se ha demostrado que ayuda a aliviar la irritabilidad, la depresión y la fatiga.

Ejercicio

El ejercicio no sólo es esencial si quieres mantenerte en forma, sino que también es una gran manera de aliviar el estrés, ya que aumenta la producción de endorfinas. Las endorfinas son sustancias químicas naturales del cuerpo que provocan sensaciones de euforia, regulan el apetito y fortalecen el sistema inmunológico. Si tienes un día estresante, prueba a dar un paseo o a pasar al menos unos minutos en el gimnasio y verás cómo cambia tu mentalidad cuando vuelvas al trabajo.

Reconoce cuándo es necesario buscar ayuda profesional

Cuando hayas probado todo lo que puedas para lidiar con el estrés por tu cuenta y sigas sintiéndote abrumado, puede ser el momento de pedir la ayuda de un profesional. Un psicólogo u otro profesional de la salud mental con licencia puede enseñarte formas de manejar el estrés de forma eficaz.

El estrés es algo cotidiano, pero no tiene por qué formar parte de tu vida, así que sigue los consejos prácticos de este artículo si quieres vivir más tiempo, más sano y más feliz.

Medellín Geriátrico te ayudará a encontrar el hogar en Medellín geriátrico en Medellín especial para tu familiar. para que encuentres ese hogar en Medellín, escribenos por whatsApp: 3043402019 (clic Aquí) Estamos ubicados en Medellín Colombia

Tags:

8 Responses

    • ¡No te preocupes tanto por el estrés! A veces un poco de presión nos mantiene alerta y motivados. ¡No todo el estrés es malo! Aprender a manejarlo y encontrar un equilibrio es clave para una vida plena. ¡Ánimo! 💪🏼

    • Puede que el estrés ocasional nos motive, pero en exceso puede ser perjudicial para nuestra salud mental y física. No confundamos la resiliencia con la tolerancia al sufrimiento. Cuidar nuestra salud emocional es fundamental para lograr un equilibrio en la vida. ¡Piénsalo!

    • ¡El estrés no es algo para abrazar, es algo para combatir! Transformar el estrés en algo positivo suena bonito en teoría, pero en la práctica solo lleva a problemas de salud y agotamiento. ¡Mejor encontrar formas de reducirlo y manejarlo de manera saludable!

    • ¡La meditación no es para todos! Cada persona tiene sus propias formas de reducir el estrés. Lo importante es encontrar lo que funcione para ti. No hay una solución única para todos. ¡Experimenta y descubre qué te hace sentir mejor! 🌺🌟

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
💬 ¿Necesitas cotizar geriátrico?
Hola, buenas.
¿Solicitas una cotización de geriátrico en Medellín?