Lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer para ser un PCA


Los PCA, o Asistentes de Cuidados Personales, desempeñan un valioso papel en la vida y el bienestar de las personas mayores o enfermas. Acompañando a estas personas en las tareas diarias de su hogar, el PCA es capaz de ayudar a la persona mayor o enferma a mantener su dignidad e independencia durante más tiempo del que hubiera sido posible de otra manera. Ser un PCA es una carrera desafiante y hay muchas situaciones únicas que exigen una personalidad, un carácter y una capacidad de trabajo especiales para el PCA.

Aunque ser un PCA es gratificante, también es exigente y hay varias cosas que los PCA necesitan saber para tener éxito en el campo. A continuación, se presentan las principales cosas que deben y no deben hacer los PCA de todo el país.

Cosas que debes hacer como PCA

Además de ser competente en ciertos aspectos del campo de la atención sanitaria, ser un PCA también requiere un cierto tipo de personalidad y comportamiento. Estas son las principales cosas que deben hacer las personas que quieren ser o ya son PCA:

  • Tratar a los pacientes con respeto

Como PCA, es probable que trabajes con pacientes de todas las clases sociales y orígenes. Estos pacientes estarán luchando con una variedad de problemas mentales, emocionales y físicos, desde el Alzheimer hasta la discapacidad severa. Para ser el mejor PCA posible, es importante recordar que cada persona que entra y sale de su cuidado merece respeto. Esto es especialmente importante cuando te encuentras en medio de una situación difícil, lo que sin duda ocurrirá si trabajas en este campo el tiempo suficiente. Aunque algunos días son más difíciles que otros, es importante mantenerse siempre positivo y respetuoso con los clientes.

  • Fomentar la independencia del paciente

Los asistentes de cuidados personales están pensados para ayudar a las personas en las tareas que les resultan difíciles o imposibles. En muchos casos, sin embargo, los clientes de un PCA están lejos de estar incapacitados y todavía pueden hacer muchas cosas por sí mismos. En estos casos, es importante que el PCA permita al cliente tanta independencia como pueda manejar con seguridad.

Por ejemplo, si el cliente tiene problemas para vestirse pero todavía puede cocinar de forma segura y eficiente, es apropiado que el PCA le eche una mano para prepararse por la mañana, pero que se aparte mientras el cliente prepara el desayuno. Esto permite que el cliente mantenga su dignidad e independencia, a la vez que sienta las bases para una buena relación entre el PCA y el cliente.

Muchas familias contratan a PCAs porque las necesidades de un ser querido han superado lo que la familia puede ofrecer razonablemente. Esto significa a menudo que el PCA pasará más tiempo con el individuo que prácticamente cualquier otra persona. Si el PCA hace su trabajo correctamente (siendo compasivo, empático, fiable y profesional) es natural que, con el tiempo, el cliente llegue a ver al PCA como un confidente de confianza.

Esta es una de las descripciones de trabajo más importantes del PCA. Para fomentar sus relaciones con los clientes, es muy importante ser una caja de resonancia fiable y sensible cuando el cliente necesita alguien con quien hablar. Esto no significa que tenga que desempeñar el papel de terapeuta o consejero ofreciendo consejos o comentarios, sólo que debe esforzarse por ser un sistema de apoyo para el cliente. Para hacerlo mejor, practique la escucha activa y ejerza mucha empatía. Las personas que contratan a los PCA apreciarán que su cuidador pueda ser también un amigo.

Aunque hay cosas que ciertamente deben quedar entre tú y tu cliente (historias muy personales, por ejemplo, o luchas íntimas que son inapropiadas para el mundo exterior) es importante que no ocultes cosas que deben ser discutidas.

Por ejemplo, si notas que uno de tus clientes ha estado mostrando un comportamiento extraño que podría poner fácilmente al cliente o a otra persona en peligro, sería prudente que te pusieras en contacto con la familia de la persona o con un superior en el campo de la Salud. Estas situaciones pueden convertirse rápidamente en peligrosas y es su deber como PCA dar la alarma si ve un comportamiento fuera de lo normal, peligroso o anormal para un cliente individual.

Ser un PCA será difícil a veces y es su deber ser paciente: tanto con sus clientes como con usted mismo. La paciencia le ayudará a superar los días difíciles, ver a través de situaciones frustrantes, y proporcionar el mejor cuidado posible para sus clientes, a pesar de los desafíos que ambos enfrentan.

  • Esfuérzate por seguir formándote

Aunque no hay un programa de titulación o certificación requerido para ser un PCA, es importante continuar con tu formación para proporcionar los mejores cuidados posibles. Asiste a conferencias y clases que sean relevantes para tu sector y busca formarte con enfermeras o PCAs más experimentados. Además de exponerle a una gran variedad de procedimientos y protocolos de atención sanitaria, estas sesiones de formación continua le ayudarán a perfeccionar sus habilidades y a estar mejor equipado para atender a sus clientes.

Lo que no hay que hacer para ser un PCA

Al igual que hay muchas cosas que debe hacer como PCA, también hay muchas cosas que no debe hacer. Entre ellas se encuentran las siguientes:

Aunque ser PCA es una carrera muy íntima, también requiere un alto nivel de profesionalidad. Trabajarás en los hogares en Medellín de las personas, ayudándolas en actividades cotidianas delicadas como bañarse y usar el baño, e interactuando íntimamente en su vida diaria. Ser un PCA requiere considerables cantidades de calidez, empatía y paciencia, pero también requiere profesionalidad. Esto significa llegar a tiempo, ser fiable en cuanto a los horarios, vestirse adecuadamente, mantener una conversación apropiada (no hablar en exceso de tu propia vida o de tus dificultades) y establecer límites. Sin profesionalidad, es imposible tener una buena relación cliente/PCA.

Como PCA, habrá situaciones que son difíciles, especialmente si usted trabaja con clientes que tienen demencia avanzada. Aunque el cuidado de estos clientes puede ser difícil a veces, es muy importante que los PCA sean capaces de mantener su paciencia y no perder nunca los nervios.

Además de ser injustos para el cliente, estos arrebatos dañan su relación con el cliente y pueden poner en peligro su trabajo. En su lugar, practica técnicas de relajación cuando no puedas tomarte un descanso en el trabajo y dedícate a actividades fuera del trabajo, como el ejercicio o los pasatiempos, que te ayuden a desestresarte y a mantenerte centrado.

  • Romper la confidencialidad del cliente

Una de las cosas más importantes que hace un PCA es mantener la confidencialidad del cliente en todo momento. Esto significa que debe salvaguardar toda la información relativa a los clientes, sus familias y sus empleados. Esto incluye condiciones de Salud específicas, nombres, edades y ocupaciones de los clientes, así como cualquier información específica sobre sus familias.

Ser PCA es una carrera íntima y los clientes y las familias te confían información muy sensible. Romper la confidencialidad de los clientes es motivo no sólo de despido, sino también de traición a la confianza de tus clientes y de riesgo de vergüenza o estrés en sus comunidades.

Todos hemos oído el dicho «no se puede dar agua cuando el pozo está seco». Para decirlo de otra manera, no puedes cuidar a otras personas cuando no te estás cuidando a ti mismo. Para ser un gran PCA, es importante cuidarse fantásticamente fuera de su entorno de trabajo diario. Esto significa asegurarse de que come de forma sana y equilibrada, que duerme lo suficiente, que hace ejercicio, que pasa tiempo con sus amigos y su familia y que se permite tomarse días libres de vez en cuando.

Ser un PCA conlleva muchos factores de estrés: bajos salarios, entornos de trabajo difíciles, falta de tiempo personal, contacto cercano con la enfermedad y la muerte, etc., y es importante que los PCA entiendan que, para cuidar adecuadamente a sus clientes, primero deben cuidarse adecuadamente a sí mismos.

Conclusión

Los PCAs son posiblemente algunos de los individuos más importantes en toda la industria de la Salud, y sin ellos sería difícil para las personas enfermas o de edad avanzada mantener la dignidad y la independencia. Afortunadamente, los ACP están dispuestos a prestar un servicio desinteresado a sus clientes y a sus familias. Siguiendo estos sencillos consejos, los PCA pueden ser mejores en sus carreras y disfrutar más de cada día de trabajo.




Medellín geriátrico te apoya a encontrar el hogar geriátrico adecuado para tu ser querido. Tengo un asesor para vos por whatsApp: 3043402019 (clic Aquí) Estamos ubicados en Medellín Colombia

Tags:

6 Responses

    • La empatía es importante, pero no es lo único. Un PCA también necesita habilidades técnicas, comunicativas y organizativas. No te quedes solo con la empatía, amplía tu perspectiva para ser un excelente PCA. ¡Éxito!

    • Claro, la empatía es clave en la atención al paciente. ¿Pero también consideramos la competencia y la eficiencia? No todo se trata de sentir, sino de actuar con precisión. La empatía está bien, pero la profesionalidad es fundamental.

    • ¡Exactamente! Ser un PCA es una responsabilidad enorme que no todos pueden cumplir. ¡Se necesita dedicación y empatía para realizar este trabajo de manera efectiva! ¡Gracias por reconocer la importancia de los PCAs! ¡Sigamos valorando su labor!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
💬 ¿Necesitas cotizar geriátrico?
Hola, buenas.
¿Solicitas una cotización de geriátrico en Medellín?